miércoles, 19 de febrero de 2014

Galletitas especiales para mi sobrina Julia...

Mi sobrina Julia es una princesa guerrera, una muñeca de dos años y medio que ama por encima de todo una cosa: comer. Sí, sí, comer. Ya sea dulce o salado, la cuestión es arrasar con todo lo que pilla por la cocina. Y es que en eso tiene a quién salir, a su bendito padre. No sólo en eso, también, y no sabe la suerte que tiene, en el tipín de culebrilla!!
Una de las primeras palabras que dijo Julia fue "eta" (traducción simultánea Julia-Castellano "galleta"). Y es que cogió la afición de pasearse por la cocina siempre que estuviera
yo rebuscando por encima de la mesa y la encima, incluso en el horno, buscando galletas de la tita.

En casa ya gustaban antes las galletas de mantequilla tipo danesas pero desde que Julia las descubrió están en el TOP 10 de los dulces caseros que la tita (la que os habla) prepara frecuentemente para todos.
El problema llegó cuando tuve que marcharme de Ceuta y venirme a vivir a Sevilla. A partir de ahí, mi enana no es que haya dejado de comer dulces, pero sigue pidiendo las galletas de su tía, y, sinceramente, se me parte el alma por no poder hacérselas siempre que quisiera.

La buena noticia es que me marcho unos días a ver a la familia y voy cargada, para variar. En esta mini-mudanza (las hago siempre que me marcho de viaje) me acompañan mis perrines, la maleta cargada y mi inseparable amasadora Bomann, básicamente porque no me dejarían entrar en casa sin ella. Aún no he llegado y ya me están pidiendo bizcochos, magdalenas, bollicaos...Y no podían faltar las galletitas de la tita para mi niña. Que no son otras que éstas que podéis ver en la imagen, unas galletas de mantequilla personalizadas para Julia.
Es una receta muy sencilla que supongo que ya habréis probado, pero si no es el caso y os apetece hacerlas os dejo los ingredientes y el paso a paso para que lo pongáis en práctica.

Ingredientes:


  1. 250 gr. de mantequilla sin sal a temperatura ambiente (textura pomada)
  2. 100 gr. de azúcar glas
  3. 1 huevo talla M
  4. una pizca de sal
  5. 1 cucharada y media de esencia de vainilla
  6. 450 gr. de harina de trigo

Paso a paso:

  • Tamizar el azúcar glas y verterlo en el bol.
  • Agregar la mantequilla y mezclar con el azúcar hasta que se integre todo y quede una pasta blanquecina.
  • Sin dejar de batir agregamos el huevo y aumentamos la velocidad.
  • Vertemos la sal y el extracto de vainilla. Seguimos batiendo.
  • Agregamos poco a poco la harina, primero a velocidad lenta y luego subimos a velocidad rápida (para que no nos salpique toda la cocina de harina)
  • Una vez se despegue la masa del bol ya la tendremos lista. Es entonces cuando tendremos que sacarla y ponerla en papel film estirada a refrigerar una hora.
  • Antes de hornear las galletas tenemos que sacar la masa de la nevera.
  • Cuando esté blanda pero firme y se pueda amasar con las manos bien, pondremos a precalentar el horno, al menos 10 minutos a 200º con calor arriba y abajo (sin ventilador).
  • Estiramos la masa con un buen rodillo y las cortamos con el cortador elegido.
  • Las ponemos sobre el papel vegetal en la bandeja del horno y las horneamos durante 18-20 minutos a 160º, con calor arriba y abajo, sin ventilador.
  • Cuando estén doraditas, aunque parezca que aún están blandas, las sacaremos del horno y las pondremos a enfriar en la rejilla.
  • Una vez frías habrán cogido consistencia y estarán más duras. Ya están listas.

Espero que os animéis a hacerlas!! Estoy segura de que os van a gustar! Además, también podéis usarlas para decorar con fondant, glasa o papel de azúcar.