viernes, 11 de abril de 2014

Torrijas rellenas de crema

Este año voy a vivir mi primera Semana Santa en Sevilla. A decir verdad, no soy nada "capillita" pero no pienso perderme algo tan especial y "sentío".
Como no podía ser de otra manera me ha tocado meterme en la cocina, aunque de buen agrado, a preparar un dulce muy tradicional de Semana Santa, las torrijas de miel.
 El año pasado las preparé siguiendo una receta de la familia y quedaron deliciosas, pero esta vez me he propuesto mejorar la receta especiándola un poco más y agregándole algún que otro ingrediente.
¿Y vosotros qué? ¿Os animáis a prepararlas aprovechando el descansito de las vacaciones?
Pues si os apetece meteros en la cocina a echar un ratito os dejo la receta y el paso a paso. Allá va...
Aprovecho para recordaros que ya está funcionando la tienda online de Mi Repostería Creativa. Puedo presumir de que tenemos muchísimos productos con una excelente relación calidad-precio. Así que entrad y echad un vistacillo! Os dejo el enlace de la web aquí www.mireposteriacreativa.com


Torrijas de miel:

Ingredientes:

- pan para torrijas ( he utilizado el de mercadona fresco, sin dejar que se ponga duro)
- un bote de miel
- 100 gr de azúcar
- un vaso de agua
- 1 litro de leche entera
- 4 huevos talla L
- la cáscara de dos naranjas
- el zumo de dos naranjas
- extracto de vainilla
- un clavo de comer
- canela en rama
- natillas caseras
- aceite de girasol



Paso a paso:

- hacer las natillas y dejarlas enfriar para posteriormente rellenar el pan.
- hervir un litro de leche con dos ramitas de canela en rama, 100 gr de azúcar, un clavo de comer, la cáscara de la naranja y dos cucharadas de extracto de vainilla. Dejar enfriar y reservar.
- batir con la batidora los 4 huevos y mezclarlos con la leche (mezcla anterior)
- para el almíbar: en un cazo echar un vaso de agua, un bote de miel, una ramita de canela, dos cucharadas de extracto de vainilla, la piel de una naranja y el zumo de dos naranjas. Calentar sin dejar hervir. El almíbar no debe quedar ni muy líquido ni muy espeso. Dejar enfriar y reservar.
- poner el aceite a calentar (1 litro) y echar varios palillos de madera para evitar los espumarajos. El aceite debe estar bien caliente, sino las torrijas se empaparán demasiado en aceite.
- coger dos rebanadas de pan para cada torrija y rellenarlas con la crema, bañar las torrijas en la mezcla de leche y huevo y echar a freír. Dorar las torrijas por las dos caras sin dejar que se quemen. Evitar darle demasiadas vueltas para que no se empapen en aceite, yo suelo dejarlas un minuto por cada cara.
- en caliente, pasar las torrija por el almíbar, al gusto.
- dejar reposar y volver a bañarlas en almíbar.